viernes, 20 de febrero de 2009

Divagaciones y alguna nota más

El destino llama, las ganas aumentan, las esperanzas resurgen como el fénix de sus cenizas, pero aun nada tangible hay, nada en este plano físico. Sin embargo puedo sentir que las piezas se están moviendo, puedo percibir que las cosas están cambiando. Y sé que están cambiando. Estoy completamente seguro. Hoy vi las señales por todas partes. En las caras de las personas, en sus acciones, sus miradas. Desde que entré al centro comercial me di cuenta que el eje que estuvo desalineado en mi vida está volviendo a su sitio. Al ver como me observaba aquel chico en esa tienda mi autoestima comenzó a resurgir. Luego más adelante cuando me encontré con ese galán tan sexy que tanto morbo me provoca, y volver a sentir la conexión de nuestras miradas (la mía con altas dosis de pura lujuria) mi mente estalló otra vez. Y por último, al encontrarme con ese grupo de chicos indudablemente gays cuando me compraba una hamburguesa y ver que no había nadie a nuestro alrededor que los chalequeran, molestara o algo por el estilo, me hizo sentir tan bien.

Sí, el eje está volviendo a su sitio. Aunque ello no signifique que ahora estoy bien, feliz, alegre, sin más que desee de la vida. No. Sólo significa que estoy más relajado, un poco despreocupado, optimista y con esperanza de que todas estas señales indiquen que mi momento de ser feliz se aproxima. A lo mejor sea el momento en que yo salga del (como odio esta palabra) “clóset” con mis padres. No lo sé. No puedo descartar esa opción. Es la opción que más ha dado vuelta en mi cabeza una y otra y otra vez. Porque quiero y al mismo tiempo no quiero hacerlo. Ya sé lo que me dirían ellos: mi mamá me diría que lo entendía y que sólo le gustaría que yo fuese feliz con la persona que yo elija. Mi papá es otro tema. Como yo soy el varón de la familia, el único hijo hombre que él tiene, seguramente podría sentirse decepcionado de mí. Y es que él actuaría como lo harían muchas personas que no entiende a la bisexualidad. Sólo creería que estoy confundido, o que en realidad soy gay y no lo quiero admitir, o que ya no me gustan las mujeres para nada. La bisexualidad ha sido muy malentendida, y lo sigue siendo en la actualidad. Rechazados por los heteros mente cerradas, y rechazados por los gays extremistas que sólo ven la vida en blanco o negro, en apagado o encendido, en abierto o cerrado, sin ningún punto intermedio.

Pero bueno, yo solo no puedo cambiar la forma de pensar de los demás. Solamente puedo continuar mi vida como lo he venido haciendo hasta ahora.

¡DIOSES!

No sé cuán desesperado estoy, no sé cuán desesperado me veo ante los demás. Hace poco me sorprendí a mí mismo coqueteando con un contacto de msn con el cual casi no he tenido comunicación. Un recién conocido para mí. Y yo sabía que él tenía novio, pero no me importaba, yo seguía con mi charla picantosa hasta que él mismo se dio cuenta y se echó para atrás. Fue cuando comprendí que la imagen que muestro a la sociedad es de un completo orate exasperado xD Bueno, quizá no tanto, pero sí muy cercano a.

La cosa es que yo no soy así, no lo hago a propósito. Me gusta ser sociable, me gusta bromear con la gente, y me gusta hablar de cosas que muchos pueden considerar como “hots” (a quién no?), y me gusta mezclar las tres características en una misma charla. Y si a la otra persona también le gusta y me da alas, las conversaciones pueden llegar a pasar a otras cosas, en donde una webcam cobra mucho protagonismo LOL... Lo negativo: eso ya me ha cobrado una muy buena amistad y probablemente una reciente 2da, ya que ellos mismos son los que ya no se interesan en contactar conmigo más =(

Bueno, les dejo esta entrada hasta este nivel. Si se me ocurren otras divagaciones, las estaré publicando muy pronto.

Los quiero!
Un beso
=)

Las cosas no cambian; cambiamos nosotros
Henry D. Thoreau

domingo, 15 de febrero de 2009

Reading time...

Hola!

Sé que he estado perdido y un poco alejado del mundo blogsférico, pero he tenido tan pocas oportunidades de sentarme a escribir o redactar y aparte que no tengo casi ninguna novedad relevante que por eso no me he puesto al día.

Adicionalmente, he tenido unos meses rudos, ya que he estado leyendo una serie de libros que son... uff.... geniales. Son seis libros de una saga titulada "The Black Daggen Brotherhook" o en español "La Hermandad de la Daga Negra". Para los que no han escuchado nada de eso (es comprensible ya que es una saga relativamente nueva y poco conocida), la serie trata de una hermandad de guerreros vampiros que luchan contra sus enemigos, la Sociedad Restrictora, quienes sólo tienen una sola volundad en sus vidas: Exterminar la raza de los vampiros. La Hermandad está compuesta por seis personajes chupasangres principales, Wrath, Rhage, Zsadist, Thorment, Phury y Vishous; más un séptimo guerrero humano llamado Butch.

La pecurialidad de estos libros es que en cada uno de ellos se relata la historia de cada uno de los Hermanos, de esa forma el libro uno se basa en Wrath, el 2do en Rhage, el 3ro en Zsadist, el 4to en Butch, el 5to en Vishous y el 6to en Phury. Sumandole más emoción a la cosa, los libros no son para nada aptos para menores de edad,  ya que paralela a la trama de la guerra vampírica se ecuentra otra sub trama que quizá sea la más emocionante (o principal) que es la del emparejamiento de los personajes con sus respectivas compañeras, y por supuesto, la autora describe con lujos de detalles las relaciones que sus magestuosos vampiros tienen con sus mujeres.


"Dejó los colmillos al descubierto, emitió un siseo y mordió el cierre frontal del sujetador. El mecanismo se abrió de golpe. Be­só uno de sus pezones, introduciéndoselo en la boca. Mientras succionaba, desplazó el cuerpo y lo extendió sobre ella, cayendo entre sus piernas. Ella acogió su peso con un suspiro gutural. Las manos de Beth se interpusieron entre ambos cuando ella quiso desabrocharle la camisa, pero él no tuvo paciencia su­ficiente para que le desnudara. Se irguió y rompió la ropa para quitársela, haciendo saltar los botones y enviándolos por los ai­res. Cuando se inclinó de nuevo, sus senos rozaron el pecho de roca y su cuerpo se estremeció bajo él.

Quería besarla otra vez en la boca, pero va estaba más allá de la delicadeza y la sutileza, así que rindió culto a los senos con la lengua y luego se trasladó a su vientre. Cuando llegó a los pantalones cortos de la chica, los deslizó por las largas y suaves piernas.

Wrath sintió que algo le explotaba en la cabeza cuando su aroma le llegó en una fresca oleada. Ya se encontraba peligrosa­mente cerca del orgasmo, con su miembro preparado para explotar y el cuerpo temblando por la urgencia de poseerla. Llevó la mano a sus muslos. Estaba tan húmeda que rugió.

Aunque estuviera tremendamente ansioso, tenía que sa­borearla antes de penetrarla.

Se quitó las gafas y las puso junto al cigarrillo antes de inun­dar de besos sus caderas y muslos. Beth le acarició el cabello con las manos mientras lo apremiaba para que llegara a su destino.

Le besó la piel más delicada, atrayendo el clítoris hacia su boca, y ella alcanzó el éxtasis una y otra vez hasta que Wrath va no pudo contener sus propias necesidades. Retrocedió, se apresuró a quitarse los pantalones y a cubrirla con su cuerpo una vez más.

Ella colocó las piernas alrededor de sus caderas, y él si­seó cuando sintió corno su calor le quemaba el miembro. Utilizó las pocas fuerzas que le quedaban para detenerse y mirarla a la cara.

-No pares -susurró ella-. Quiero sentirte dentro de mí.

Wrath dejó caer la cabeza dentro de la depre­sión de su cuello. Lentamente, echó hacia atrás la cadera. La pun­ta de su pene se deslizó hasta la posición correcta ajustándose a ella a la perfección, penetrándola con una poderosa arremetida. Soltó un bramido de éxtasis.

El paraíso. Ahora sabía cómo era el paraíso."



Bueno, ese fue sólo una parte del libro, para que vean la calidad de escritura de la autora. Ahora multiplíquenlo por 6 libros, y verán el porqué estoy enganchado a ellos... LOL

Lo mejor es que no son sólo historias heterosexuales, en el libro 4 (el último que he leído) contiene mucho material homoerórico ya que dos Hermanos (que no están unidos por ningún tipo de lazo de sangre), tienen un acercamiento que lamentablemente no ven consumido al final, pero su lectura es igualmente intensa y muy deseable. De igual forma, otros dos personajes tienen un acercamiento similar en el último libro, y aunque yo no le leído, ya una amiga me comentó que la escena es hermosa y que me va a encantar. ^^

Por esta razón es que he estado alejado de toda escritura, porque tengo esta necesidad de leer esta saga hasta el final. Ya solo me quedan dos libros, espero que en mes o mes y medio pueda terminarlos todos, y si puede ser antes mejor.

También puedo tratar de organizar mi tiempo y además de leer podría tomarme algunos minutos para escribir algunas líneas, ya que mi vena escritora también está ansiosa por dejar fluir las ideas que se acumulan en mi mente. Además de algunas hojas de mi antiguo diario que también quiero compartir con todos ustedes.

Saludos a todos y un gran beso!!!

PD. Feliz día del amor y la amistad para todos!!!!!!
(Si, ya sé q fué ayer... :P)